Masaje Erótico: El arte de despertar el deseo

- 3 minutos de lectura -

Ya sean enérgicos o suaves, lentos o rápidos, el masaje erotico permite a cada persona descubrir o redescubrir el cuerpo de la otra persona, sin dejar ninguna parte del cuerpo sin tocar.

Para despertar el deseo de tu pareja y reconectar con el cuerpo del otro, nada mejor que entregarse a un buen masaje sensitivo. No sólo relaja y libera toda la tensión acumulada, sino también pensada para aumentar la excitación mediante la estimulación de las zonas erógenas como excelente juego previo.


¿Qué es el masaje erótico?

El masaje sensitivo es un intercambio sensual y apasionado entre dos personas, que permite el abandono de uno mismo y proporciona al receptor una sensación de liberación y relajación propicia al principio.

El masaje sensitivo es un paso esencial hacia el orgasmo, que puede alcanzarse sin estimular necesariamente las zonas íntimas.

Este masaje sólo se practica en un entorno íntimo y no implica ninguna técnicas o movimientos: un masaje sensitivo se sentirá más en su intención y en la intensidad erótica de los movimientos.

Por último, la idea es estimular todo el cuerpo de tu pareja de diferentes maneras, con movimientos lentos y sutiles.


Masaje erotico El arte de despertar el deseo

Instrucciones para un masaje sensitivo como bienestar emocionante

En primer lugar, la persona que recibe el masaje debe estar en una posición cómoda. El masaje será aún más sensual si ambas personas están desnudas.

Para que tu masaje sea más sensual y aprovechar al máximo este momento de relajación y aumento del deseo, coloca velas aromáticas, música relajante, aceites, etc. Por último, no empieces a masajear las zonas erógenas de inmediato: por ejemplo, empieza por masajear suavemente la espalda.

Es importante no descuidar otras extremidades como los pies, que también puede ser una zona erógena o al menos sensible a las caricias.


Caricias sensoriales: definir las zonas erógenas

En nuestro cuerpo, ciertas zonas conocidas como erógenas hacen que aumente especialmente el placer sexual cuando se tocan de forma sensitiva. Estas partes del cuerpo son ricas en terminaciones nerviosas y su estimulación permite acelerar el deseo.

Las zonas erógenas varían según cada persona y cada persona puede tener partes del cuerpo en las que es especialmente sensible. Para conocer las zonas erógenas de tu pareja, un masaje en todo el cuerpo puede permitir identificarla y así insistir en ellas.

El masaje sensitivo debe ser realizado con mucha suavidad con las yemas de los dedos y estar atento a las reacciones de la otra persona ya que ayuda a descifrar sus deseos.

Ninguna parte del cuerpo debe quedar fuera, puedes divertirte tocando delicadamente el cuerpo de la otra persona con las yemas de los dedos o con las palmas de las manos.

Consejo: para multiplicar las sensaciones táctiles, la «masajista» puede vendarse los ojos.


¿Qué productos debes elegir para un masaje erótico?

Aceites, geles, cremas, etc. Hay muchos productos diseñados para realizar masajes sensitivos ya que permiten la fusión de los movimientos y hacer el masaje aún más agradable. Lo mejor es comparar los diferentes productos y elegir en función del efecto deseado.


Es el masaje erótico: un aliado sensual y sexual

El masaje sensitivo no es un masaje con fines sexuales, pero puede ayudar a despertar la propia sensualidad y ser beneficioso para la sexualidad.

El masaje sensitivo ayuda a tener un mejor conocimiento de uno mismo y de nuestro cuerpo, por lo tanto, ganar confianza en sí mismo y a dejar de considerar ciertas partes del cuerpo como zonas prohibidas o ignoradas.

Practicado en pareja, el masaje sensitivo también ayuda a tejer vínculos y a reconectar a dos seres. Se trata de un verdadero despertar de los 5 sentidos en el que se moviliza todo el cuerpo y en el que se restablece el diálogo corporal entre ambos.


Juegos previos: el secreto de la excitación

Los llamados juegos previos son la práctica sexual que tiene lugar antes de lo que se considera el acto sexual propiamente dicho.

Los juegos previos llevan gradualmente a los miembros de la pareja a la cima de su excitación, antes de comenzar las prácticas sexuales. En efecto, estos gestos permiten instalar una atmósfera carnal entre la pareja y aumenta la tensión sexual entre ellos.


Otra alternativa: masaje tántrico

Para los que quieren ir aún más lejos, la iniciación al masaje tántrico puede ser una fuente de libertad sexual.

El masaje tántrico se suele realizar completamente desnudo. Es un masaje global de todo el cuerpo. Es decir, el masaje puede llevar a acariciar zonas más íntimas y erógenas, como sus partes íntimas, pero sin llegar a tener relaciones sexuales.

El masaje es lento, la masajista alterna entre presiones firmes, enérgicas y más suaves. La respiración es muy importante, debe ser suave y ser sentida en su totalidad por la persona que recibe el masaje para entrar en meditación.

El objetivo: activar los 7 puntos de entrada de energía (los chakras) del cuerpo humano para hacer circular la energía por todo el cuerpo y liberar nuestra libido, nuestra energía vital que también es sexual.


Conclusión

El masaje sensitivo, al igual que el tántrico, es una forma de conocer mejor a tu pareja.

Te sorprenderás de la sensibilidad de ciertas zonas, a veces no tocadas. Si te dejas llevar por los juegos previos, importantes para el buen desarrollo de las relaciones sexuales. El masaje sensitivo se convertirá en un tratamiento para tu pareja o tus futuras relaciones.

Ahora depende de ti dar el primer paso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button